Foro
× Halloween Tales 2013. Taller Literario Pulp dirigido a escritores, correctores y críticos. Bases de la convocatoria: Convocatoria Halloween Tales 2013
Importante: Dentro de esta categoría solo pueden abrir tema nuevo los escritores que participan en el taller. Un hilo / tema (título de la obra) por cada autor. Debes loguearte para que salgan los botones de crear nuevo tema. Todo usuario registrado podrá participar en los hilos / temas abiertos.

El negocio de Emilio Mardones

More
5 years 10 months ago - 5 years 10 months ago #1718 by Dan Aragonz
Cuando pasó junto a la puerta, evitó hacer ruido, para no levantar sospechas. Miró en todas direcciones, asegurándose que nadie, lo viera en el lugar de los hechos. Golpeó dos veces, para comprobar que no había testigos, la puerta quedó entreabierta por el impulso. Sacó un frasco de su bolsillo, que emitió un ligero sonido, cuando lo destapó por completo. Se agacho para vaciar el contenido sobre el piso, soltando a la criatura.

Regresó de puntillas hasta su habitación al final del pasillo. Dejó sus zapatillas como tope, para mantener la puerta abierta. Cuando entró, se lanzó sobre su cama, esperando que su hermano se encontrara con la sorpresa que le dejó. Una sonrisa le vino al rostro, cuando escuchó la puerta del cuarto de Oscar. Acomodó su almohada, para disfrutar los gritos de su hermano, pero una duda lo invadió. No se preocupó de averiguar, si la araña era venenosa, por lo que se levantó rápido, para buscar información en Internet.
Encontró enseguida la descripción del bicho, pero fue demasiado tarde. Escuchó el grito desgarrador de su madre, que lo dejó paralizado sobre la cama, pensando que el arácnido posiblemente sí, era venenoso. No reaccionó y pensó que era demasiado tarde. Oyó un ruido que provino de la calle y se acercó a la ventana, era su padre que llegó temprano a casa y no dejaba de tocar la bocina para que abrieran el portón. Miguel pensó como reaccionaria su padre, al ver a su esposa muerta en la habitación.

Mientras pensaba en una mentira, salió al pasillo, pensando en ocultar el cuerpo. Lo vio en una película de terror ochentera. Se asustó cuando vio a la culpable, salir del cuarto y bajar por las escaleras. Quizá la araña iría en busca de alguna otra víctima. Apareció el padre por la escalera.

-¿Qué te pasó? ¿Por qué tienes esa cara?- El padre se acercó rápido y tomó entre sus manos la cara de Miguel, miró fijo sus ojos, que no reaccionaban.

El cuerpo de su hijo no respondió. El padre lo zamarreó, en busca de alguna respuesta a la inacción de Miguel. No sabía cómo decirle lo que provoco sin querer. Era mejor hacerse el desentendido. De pronto del cuarto, la madre salió, portaba unos audífonos, que se quitó cuando vio, el pálido rostro de su hijo. Quien dio un fuerte suspiro, al verla sana y salva.

-¿Y a este que le pasa ahora?- Qué no empiece con las tonterías de siempre. La madre acarició el rostro del pequeño Oscar, que llegó vestido con un traje de vampiro.

-Amor engorde mucho este verano, acabo de mirarme al espejo y esto no me cabe- La madre besó a su esposo y se alejó por el pasillo. El padre antes de seguir a su esposa, señalo a su hijo, que se levantara.

-¡Apúrate Miguel, celebraremos Halloween en casa de los Mardones- El padre le sonrió a Oscar cuando paso por su lado. En sus hombros, llevaba la venenosa araña, como si fuera una mascota.
El pequeño miró desconfiado a su hermano y luego bajó la escala. Miguel calmó su respiración y volvió a su habitación, para reunir valor para enfrentar a Tomi, el hijo de los Mardones que de seguro ya creció un montón.

El padre estuvo varios minutos conduciendo en silencio, el camino a Pirque era bastante complicado, por lo cual se mantuvo muy concentrado. Llevaban varios kilómetros a bordo de Fito, el auto que se compraron, el día en que nació Miguel. Ambos tenían trece años. La madre iba como copiloto, subió la ventanilla para evitar la nube de polvo que se formó, por el terreno arcilloso. Oscar se quedó dormido, con los dientes de vampiro puestos, mientras babeaba a ratos. En cambio Miguel, estaba muy despierto, y más lo notó, por los insoportables dolores de estómago, que tenía, por salir de casa sin comer. Toda la comida iba atrás, en el maletero del auto.

El conductor iba muy contento camino a casa de sus amigos, su Peugeot Passion 113X se portó de maravillas, en cambio de Miguel, no podía decir lo mismo. A pesar que ambos llegaron a la familia el mismo día, no pudo evitar pensar, que uno, era mejor que el otro. Miguel miraba los disfraces que llevaba cada uno de los ocupantes, todos iban de rojo y negro. Pensó que su madre vestida de caperucita, era un poco infantil a su edad, aunque al padre que iba del príncipe de las tinieblas, parecía encantarle. Siempre fue un fanático de Drácula. Tenía todas las películas y su favorita, era donde aparecía Christopher Lee.

Miguel se fue en silencio el resto del camino pensando si pedir disculpas o enfrentar a Tomi si este le atacaba. La madre se quedó dormida a pesar que su esposo subió el volumen de la radio. Mientras de fondo sonaba Susie Q, el padre trató de tararear, pero no manejaba bien el inglés, sólo la disfrutaba. Pensó en que las cosas buenas duraban mucho, pero esperaba que su hijo creciera pronto, para que comenzara una vida independiente. En cambio para Oscar, tenía planes distintos. Su esposa era la única que lo sabía porque por las noches hablaba dormido.

Llegaron a una alta loma, donde se veía las enormes casas que poblaban la zona. Si no fuera, porque la madre reaccionó a tiempo a jalar el volante hacia un lado, todos se hubieran volcado, con la enorme roca que el conductor no vio, por mirar el letrero de bienvenidos a Pirque. Oscar despertó por el salto que dio el vehículo, que casi los volcó. La madre gritó asustada que su marido parara el auto, que necesitaba bajarse. Estaban a metros de la casa de los Mardones, que se conservaba igual, como en las fotos que Oscar vio la noche anterior. Su madre se despertó y sacó debajo de su asiento una bolsa, se la paso a Miguel, que pensó que si era agresivo con Tomi, este no se atrevería a cobrar revancha contra su persona.

-No te creas, que no vas a participar- La madre desabrochó su cinturón y sacó una bolsa que contenía un disfraz de Zombi que guardo todo el camino, para sorprender a Miguel.

Miguel pensó que se salvó de no usar un ridículo traje, pero debía obedecer las órdenes de su madre porque se sentía culpable por lo que casi provoca. Se disfrazó dentro del auto, para que ninguno, de la decena de niños que jugaban en el antejardín de la casa le preguntara de que iba su traje. Todos bajaron del vehículo.


Miguel pasó varios minutos en el auto, pensó en no entrar a la casa y vaguear por el patio, durante el tiempo que durara la fiesta, así podría pasar desapercibido. Se bajó y de pronto, sintió una mordida en su tobillo, reaccionó a patear a su atacante, que no se trataba de un perro como creyó, sino de su hermano, que se hizo el gracioso, con el resto de los niños disfrazados.

La madre cruzó el patio y de paso saludos a varios niños que jugaban y cantaban. El patio estaba rodeado por frondosos árboles, de todos tipos. El padre ya estaba dentro de la casa saludando a sus amigos, que no veía hace muchos años. No recibió noticias de ellos en mucho tiempo, sólo la carta de invitación que llegó un día.

Miguel se sentó en el pasto para planear como soportar, a todas esas criaturas deambulando por ahí, pero su relajo no duro mucho, porque un niño lobo aulló en su oreja. El chillido fue insoportable por lo cual se levantó y escapó del lugar. Decidió recorrer el enorme sitio, en busca de algún escondite para matar el tiempo.

Caminó un largo rato por el costado de la casona, observando que todo estaba cambiado. Los columpios donde jugó aquella vez, se oxidaron con el tiempo, también había un montón de juguetes tirados hechos trizas, parecían destruidos por alguien a propósito, enterrados en el piso. Se agachó para coger uno, pero le fue imposible, algo debajo lo sujetaba fuertemente. Cuando llegó al patio de atrás, la temperatura bajó bruscamente. El sitio que estaba plagado de cosas viejas, ordenadas como si fuera una casa, pero sin paredes ni un techo.

Le dio un escalofrió cuando observó que estaba todo adornado, como si alguien viviera ahí. Había un sillón, un televisor con la pantalla rota, una mesa musgosa por las lluvias, un plato y una cuchara oxidada. Obviamente tuvo que ser un lugar donde Tomi jugaba cuando era un niño, no creía que ahora de mayor, siguiera haciendo tonterías de ese tipo. Entre los árboles vio el viejo cuartucho, donde le jugó aquella broma de mal gusto. Hasta el día de hoy se arrepiente de haberlo hecho. Se acercó, la puerta estaba cerrada con un gran candado, aún la madera tenía las marcas que el padre dejó, tratando de rescatar a su hijo. Eso le recordó el miedo que sintió en ese momento, imaginó que por su culpa se quedaría encerrado ahí dentro para siempre. Pero por suerte eso no ocurrió. De pronto Tomi apareció y se acercó a Miguel en silencio.

-Hola, pensé que nunca regresarías- El niño extendió su mano para saludarle.
Miguel tartamudeó porque vio que el niño creció un montón, era seguro que le rompería la cara.

-Te quedaste mudo amigo- Tomi se sentó en el sillón. Miguel sonrió nerviosamente por la situación incómoda en la que se encontraba.

-¿Quieres ver dibujos animados?- Tomi dejó de mirarle y se concentró en la pantalla quebrada que tenía en frente.

-Te pido perdón, por lo que paso la última vez que vine- Miguel estaba nervioso pensó que el niño le daría una paliza.

-No te preocupes son sólo juegos de niños. Alguien viene, no le digas que estoy aquí, sino me golpearan- Tomi se levantó del sillón y corrió hasta los árboles para esconderse. La madre de Miguel apareció y su cara se mostró conforme cuando lo encontró.

-Aquí estabas, cuando lleguemos a casa hablaremos, ahora entra porque repartirán la torta.
Miguel miró el escondite de Tomi y este en absoluto silencio le señalo con el dedo que guardara silencio.

-¿Qué miras?- La madre lo tomó del brazo y lo llevó un poco a la fuerza porque Miguel no quería estar entremedio de todos esos niños tontos.

-Nada mamá- Los dos regresaron a la casa para comer un trozo de torta de chocolate.

Cuando entró prefirió quedarse detrás de todos los niños que rodeaban la gran mesa, llena de cosas ricas para comer. Todos desesperados porque por fin repartieran la torta. El padre de Miguel apareció y se acercó a su esposa, que conversaba con uno de los niños que jugaba con Oscar.

Miguel se dio cuenta que su madre puso cara de sorpresa cuando su padre le dijo algo al oído. De pronto aparecieron los padres de Tomi con una gran torta, que llevaba encima una foto de su hijo donde aparecía sonriente.

Miguel miró a la puerta de salida por si veía entrar a Tomi, al fin y al cabo la fiesta era en su casa y debía estar presente para festejar. Su madre le hizo una seña para que se acercara a ella, que salió de la sala y camino al pasillo hasta una de las habitaciones de la casa. Miguel pensó que ya paso mucho tiempo sin que su madre lo regañara, así que eso era lo más probable.
Oscar reunió a un grupo de varios niños y los invitó a jugar al patio, todos llevaba un trozo de pastel que se veía muy rico.

El padre miró a miguel antes que este se perdiera en el pasillo siguiendo a su madre. Cuando camino por el pasillo se dio cuenta que la madre lo esperaba parada junto a una habitación, que tenía el nombre de tomi en la puerta, en un dibujo coloreado que tal vez hizo cuando niño.
Cuando entró a la habitación la madre cerró la puerta, frente a ellos estaban todas las cosas de tomi.

El cuarto conservaba un aspecto muy infantil, a pesar que vio que Tomi había crecido mucho. Al fondo había una gran cortina celeste, que cubría algo. De pronto la madre se acercó a esta y la jaló de golpe. Miguel se sorprendió cuando vio que alguien estaba recostado sobre esta.

-¡Mira lo que hiciste cabro de porquería!- La madre explotó en llanto y no pudo contenerse a acariciar la frente de Tomi que yacía dormido en la cama, conectado a varias maquinas que emitían sonidos intermitentes.

- ¿Esto es una broma de Halloween, verdad?- Miguel se acercó hasta la cama y para asegurarse que no era una broma, pellizcó el cuerpo del niño. La madre se dio cuenta y le dio una bofetada que casi lo botó al piso. Miguel salió corriendo y salió del cuarto.

Miguel paso raudo por el lado de su padre que venía por el pasillo, trató de detenerlo pero fue imposible ya que con un ágil movimiento lo esquivo. Pero no pudo eludir a la madre de tomi, que estaba esperándolo al final del pasillo. Se miraron a los ojos y ella suavemente lo invitó a pasar a otro cuarto.

Cuando estaban dentro, la madre sacó de un cajón unos papeles y se los paso. Él la miraba temerosamente, pensó en recibir otra cachetada, que por la fuerza con que se la dio su madre, creyó que se la merecía del todo.

La madre de tomi se sentó en la cama y se quedó con la mirada perdida mirando la ventana donde la cortina se movía al ritmo del viento ligero que la hacía bailar.

-Son los datos clínicos de Tomi, no podrá volver a levantarse, pasara postrado el resto de sus días en esa cama, está en coma- La madre de tomi se llevó las manos a la cara para contener el llanto, que desató repentinamente.
Mientras lloraba, sin mirarle a la cara, trató de explicarle lo que consiguió encerrando al niño en ese cuarto oscuro.

-Lo que para ti fue un juego de niños, para nosotros ha sido un calvario durante todo este tiempo. En esa fiesta cuando lo encerraste, mi marido escuchó sus gritos , ya que nadie nos aviso de los alaridos que él daba, con tal de salir de ese horrible lugar.
La madre se levantó y se acercó a la ventana para mirar hacia el patio.

-Tomi dio gritos, que mis vecinos que están a más de doscientos metros escucharon, pero eso no ayudo, tal vez sólo quería desmayarse para no soportar, lo que sintió o lo que vio en realidad. Cuando su padre lo sacó se quedó mudo, no dijo una sola palabra en varias horas, pensamos que no había sido nada tan grave, por lo que le brindamos cuidado y lo acostamos temprano en su habitación. Por las emociones vividas ese día nos fuimos a acostar muy cansados, pensando en que todo había sido un mal rato, pero lo peor vino después.

Miguel empezó a impacientarse y quería salir del cuarto, por lo que trató de abrir la perilla, pero la madre de tomi se encargó de cerrarla con llaves cuando entró.

-Estábamos dormido cuando sentí un ruido a media noche. Me levante porque pensé que era tomi que se había despertado. Fui a verlo y él estaba dormido sobre su cama como lo dejamos horas antes. Un ruido provino del patio y salí a ver de qué se trataba. Cuando salí escuche unos golpes que venían del cuartucho de atrás, que mi esposo se encargó de cerrar con un candado después de sacar a tomi convaleciente.

- Esto es una broma de Halloween, eso no puede ser cierto- Miguel miró que tomi se asomó por la ventana, sin que su madre lo notará y le hizo una seña que no la escuchara, que estaba loca.

-Para ti fue una broma, pero para nosotros es una pesadilla. Cuando me acerqué aquel cuarto algo estaba dentro de este y golpeaba fuertemente para salir, pensé que nuestro perro se había quedado encerrado, por lo que tome la llave y abrí el candado, pero no era el perro lo que salió de ahí.

-Usted está loca señora, está completamente loca, yo acabo de ver a su hijo en el patio de atrás y me dijo que usted lo golpeaba por eso no quería estar en la fiesta.
Tomi apareció por la ventana silenciosamente y sólo miguel se dio cuenta de su presencia. Este le hacía morisquetas a su madre que estaba de espaldas hacia él. Ella tomó un espejo que tenia sobre el velador y se lo llevo a su rostro, cuando el reflejo le dio en la cara a tomi , la madre se desmayó. Sea lo que sea que fuera esa cosa, no era el niño que Miguel encerró años atrás.

HT2013:Escritor
Last edit: 5 years 10 months ago by yerboya.

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
5 years 10 months ago - 5 years 10 months ago #1738 by yerboya
El arranque del relato con la broma de la araña me ha resultado muy sugerente. De hecho pensé que la historia giraría entorno a ello, en plan weird total, y podría ser una buena idea. Y aunque la historia después gira, no deja de ser un buen detalle para ir conociendo como se las gasta el muchacho. Luego la trama cambia por completo, y aunque sigue estando bien, creo que por el medio la lectura se podría aligerar para que sea más fluida. También se le podría dar otra vuelta de tuerca con Tomi (que si estaba en coma, podríamos entender que lo que interactua con Michel es su proyección astral), en busca de venganza. Ah, y tampoco sé si sería mejor introducir algo más retorcido para que Tomi se quedase en coma, porque tal y como está explicado parece un poco raro.

HT2014: Crítico
Last edit: 5 years 10 months ago by yerboya.

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
5 years 10 months ago #1769 by elDuendeP
A mí también me han quedado dudas sobre por qué Tomi está en coma. ¿Sale ya en coma del cuarto en el que ha sido encerrado o entra en coma después?
Luego hay algunas partes de tu texto que se me hacen un poco difíciles de leer, como si me hiciera ir a trompicones. Creo que hay algunas comas que no deberían de estar ahí, generalmente delante de la palabra "para". Por ejemplo:

Dejó sus zapatillas como tope, para mantener la puerta abierta.

Creo que aquí no es necesaria la pausa.

Por otro lado tengo que decir que progresivamente tu relato va entrando en una atmósfera que se hace muy inquietante y los dos giros que hay al final sorprenden al lector.

HT2013:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
5 years 10 months ago #1774 by Dan Aragonz
Primero que nada, dar mi sincero agradecimiento a quienes leen los relatos, este espacio es algo muy divertido y multi funcional, eso es lo genial de todo.

Voy a cambiar algunas cosas ,que hacen que el relato sea mas lento y tratare de enganchar al lector desde el comienzo. Al comienzo el final era otro , pero ahora que esta con sus ojos críticos , ya he encontrado un mejor camino por donde llevar el relato...

¿Podre subir otra versión, La misma pero acotando ciertas cosas?

Saludos a todos los seguidores de relatos Pulp y dar las gracias a la página por dar esta tremenda y entretenida oportunidad...

HT2013:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
5 years 10 months ago #1775 by yerboya

Dan Aragonz wrote: ¿Podre subir otra versión, La misma pero acotando ciertas cosas?


Puedes subir y cambiar la obra de versión cuantas veces quieras, pero sin perder el eje principal. Lo que no sería correcto es subir obras totalmente diferentes, ya que esto podría despistar a los compañeros que la están siguiendo. Es decir, sobre la misma historia, se puede ir cambiando todo lo que sea necesario con tal de mejorarla, hasta la versión definitiva, que se presentará el último día del taller, y será la que se someta a votación.

P.D.: Y gracias a vosotros, por estar ahí. Al fin y al cabo sois quienes haceis esto posible.

HT2014: Crítico

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
5 years 10 months ago #1786 by Daniel L
El relato me gustó pero también me perdí un poco con lo del chico en coma. Y me hicieron un poco de ruido en algunos momentos la repetición de "el padre", "la madre". ¿No podrían tener nombres?
Saludos.

HT2014:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

Time to create page: 0.131 seconds

S5 Box

Login

S5 Register