Foro

Nuestros títulos en las tiendas de Amazon

AMAZON ESPAÑA (€) | AMAZON USA ($)

× Halloween Tales 2014. Taller Literario Pulp dirigido a escritores, correctores y críticos. Dentro de esta categoría solo pueden abrir tema nuevo los escritores que participan en el taller. Un hilo / tema (título de la obra) por cada autor. Debes loguearte para que salgan los botones de crear nuevo tema. Todo usuario registrado podrá participar en los hilos / temas abiertos.

RELATO HT2014 : NEBULOSA

More
9 years 8 months ago #2483 by Dan Aragonz

salino wrote: Desde que leí tu propuesta de relato, sospeché que podría traer problemas esa primera persona robot. Es un reto que puede no dar buen resultado.
De todas formas, te comento una posibilidad.
Los restos del robot de pilotaje D10 son un amasijo de articulaciones aplastadas dentro del navío estelar que ha llegado a puerto sin ningún tripulante. Un virus parece haber destruido toda la información de lo que ha ocurrido en su interior. Solo el mudo silencio de los cadáveres y sus últimas expresiones de terror pueden hablar de lo ocurrido en el interior de la nave en su viaje a Marte.
El Estado Reunido quiere una respuesta. Un equipo de informáticos aseguran que la única forma de conseguir información es volcar la memoria del cerebro positrónico de D10 en el ordenador central y hacer una revisión de todos los archivos.
El narrador puede ser un informático o un sumario de investigación, puede ser una tercera persona que ve lo que ha grabado D10 en su memoria como si fuera una película. Si quieres llegar más lejos puedes volcar la memoria de D10 en un ser humano clon, que son como recipientes de usar y tirar (imáginate las posibilidades)
Bueno, espero haberte ayudado :)


Me gusta mucho esta idea de llevar la historia de esa forma... Voy a trabajar sobre esta idea. Saludos.

HT2013:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
9 years 8 months ago - 9 years 8 months ago #2491 by Dan Aragonz
Ya amigazos del taller!

Salino ha dado en el clavo en encontrar una forma en como contar el relato espacial de terror que quiero contar... Al empezar me sentí mucho mas comodo que como habia comenzado antes. Creo que esta será la forma definitiva de como se contara el relato... Espero que les parezca bien la nueva forma del relato... Eso sí que no esta completo todavia, pero quiero ver si les parece bien la forma nueva de narrarlo... Bueno me dejo de dar la lata y los dejo con la nueva versión...



NEBULOSA




Fue interrumpido de sus actividades en el laboratorio central de Robótica de Marte, debido a que se presentó algo de forma urgente. Roy Walsh, como orden inmediata enviada desde el planeta Tierra, debía conseguir cuanto antes, encontrar la verdad de lo sucedido abordo de la nave espacial Namicot, que acababa de aterrizar en el puerto principal del planeta rojo. La única información que manejaba el experto en robótica, era que la nave había perdido la comunicación con la estación espacial de Marte, veinte horas atrás.

El equipo de rescate enviado a investigar el arribo de la aeronave, se encontró con la sorpresa que todos los que viajaban a bordo por alguna razón estaban muertos. La noticia fue nefasta para el presidente de la comisión de vuelos interestelares, quien debía responder ante tal desastre frente a las autoridades. El multibillonario necesitaba cuanto antes saber la causa real de cada una de los decesos. Con esa información, sus ejecutivos podrían estimar el cálculo total de pérdidas que le costaría a la megaempresa, pagar a los familiares de las víctimas en materia de seguros de vida. Los pasajeros a bordo eran magnates y multimillonarios dueños de la mayoría de los últimos territorios importantes que quedaban en el planeta Tierra. Todos iban rumbo al planeta rojo para someterse a un estado prolongado de criogenización, donde pausarían sus vidas por un par de siglos, para disfrutar de sus inversiones en el futuro lejano.

Continuando con el procedimiento de emergencia, el grupo de especialistas de salvamento encontró restos de piel artificial y metal fundido en la cabina de vuelo de la Namicot. Correspondían a partes del cuerpo del androide D10, quien había sido programado para encargarse de la seguridad del viaje. Sus extremidades sintéticas fueron de inmediato llevadas hasta uno de los laboratorios, para buscar alguna pista que condujera a encontrar el motivo de la tragedia. La primera sospecha de Roy Walsh tuvo al subirse a la nave y ver los cuerpos sin vida tendidos en el piso, sin señales aparentes de golpes, ni de haber sufrido algún tipo de lesión visible. Fue que el androide había perdido el control de navegación y que una posible fuga de oxígeno, había acabado con la vida de todos los pasajeros. Era probable que la cantidad total estipulada de O2, sufrió alguna especie de derrame. Como el androide fue diseñado por la misma empresa, los seguros de vida correrían a cargo de la compañía. Eso a Sam Vila, el inescrupuloso presidente de la comisión y dueño de Spacecom, no le agradaría en lo absoluto. Roy sabía que sería despedido si la empresa resultaba culpable. Sus investigaciones relacionadas con la inteligencia artificial, se perderían para siempre. Tenía que encontrar una forma de hacer creer a las autoridades, que una fuga de oxígeno causó la muerte de toda la tripulación de la nave.

El equipo de rescate terminó de inspeccionar todas las secciones, sin encontrar mayores antecedentes que guiaran la investigación. Roy que estaba a punto de sentenciar, que la causa de las muertes en los pálidos cuerpos que yacían en múltiples sectores de la Namicot, había sido producto de la más que segura avería de las instalaciones de oxígeno. Ordenó que retiraran la nave de la pista de aterrizaje lo antes posible, pero uno de sus ayudantes que venia del laboratorio, le trajo algo que pudo extraer de los restos de D10. Había conseguido sacarle de forma intacta la memoria positrónica del androide. Para no levantar sospechas por su conducta, ordenó a su equipo de trabajo reconstruirlo para luego interrogarlo. Sabía que el androide en las condiciones que había sido encontrado, no volvería a funcionar en lo absoluto. Roy salió de la nave y mando al equipo de rescate, custodiar la nave mientras él se adelantaba hasta su laboratorio, para tratar de sacarle algo de información al robot. Fuera lo que fuera, no podía dejar que el magnate Sam Vila perdiera su credibilidad en el mundo de los negocios y parte de su fortuna. Si no planeaba algo creíble cuanto antes, toda su vida dedicada a las investigaciones científicas, se perderían para siempre.

Entró a la dependencia de informática de la estación espacial. Ahí en uno de los laboratorios, un grupo de expertos en la materia, trataba de conseguir con el mayor cuidado posible, lograr extraer con total cuidado la memoria positrónica del androide. Roy se mostró enfadado cuando vio que habían reconstruido por completo al robot en un escaso periodo de tiempo. Una enorme impresora láser, produjo todo el cuerpo artificial de D10 en escasos segundos. Lo único que debían hacer los científicos al lograr retirar la memoria de la chatarra que quedo, era depositarla dentro del nuevo cuerpo e interrogarlo para conseguir la verdad de los hechos sucedidos a bordo de la nave espacial. Los ayudantes de Roy Walsh se mostraron confundidos al ver el rostro de desagrado de su jefe.

HT2013:Escritor
Last edit: 9 years 8 months ago by Dan Aragonz.

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
9 years 8 months ago #2503 by Dan Aragonz
Creo que en verdad, lo de arriba sirve mas como resumen. Ahora si que este es como lo voy a tratar. Disculpen mis cambios emocionanarrativos jajajaj.


NEBULOSA




En el laboratorio central de Robótica, Roy Walsh fue interrumpido por uno de sus alumnos más destacados, Sam García. Algo se había presentado de forma urgente en la pista de aterrizaje central de la estación espacial de Marte.

— ¡Tenemos una emergencia! —Con un tono de voz nervioso, se acercó al profesor.

— ¿Qué sucede Sam? — Walsh dejo de lado el brazo robótico con el que estaba arreglando unos circuitos sobre el mesón y puso atención a las palabras del joven.

—Una enorme nave aterrizó sin identificarse hace un par de horas en la estación. Se trata de la Namicot 001 proveniente del planeta tierra. — Sam guardó silencio esperando la reacción de su superior.

—Quiero que me pongas al tanto de todo lo que sabes. — Walsh salió disparado en dirección al sitio donde se encontraba varada la nave visitante. Sam García lo siguió a algunos metros de distancia.

—Desde el planeta Tierra, recibimos órdenes inmediatas de averiguar que sucedió a bordo de la aeronave. Tenemos entendido que estuvo incomunicada con los radares durante veinte horas. — Sam se apresuró a subir por la escala que conectaba los laboratorios subterráneos con los sectores aledaños a la pista central.

La única información que manejaba Walsh, quien ya se encontraba en las vías de aterrizaje de la estación, era la que su alumno le había entregado en el camino. Apenas llegó a las compuertas de la nave que se encontraban abiertas, el jefe del equipo de rescate, el sargento Q, enviado a investigar el arribo de la aeronave, le soltó un breve informe de la situación.

—Doctor Walsh. Tenemos dentro una decena de cadáveres y no podemos determinar a simple vista la causa de los decesos. — Dijo el sargento, quien se llevó la mano al oído para recibir información de lo que sucedía con el equipo de rescate, quien continuaba inspeccionando dentro de la nave.

—Por Dios. Sí que tenemos un gran problema. —Walsh se dio cuenta que el logo de la nave, pertenecía a una de las megaempresas de vuelos de negocios más importantes del sistema.

Por el radio, uno de los soldados le informaba al sargento la situación sucedida en una de las secciones de la nave.

—Hemos encontrado algo señor. Parece ser…— ¡Oh por mi madre santa! — ¿Qué demonios es eso? — Junto al panel de control de la nave, había restos calcinados de piel artificial y metal fundido esparcidos en el piso.

Walsh quien escuchaba atento el radio del sargento, se dio cuenta que la posición del soldado dentro, era la cabina de vuelo.

—Ese es el capitán de la nave, soldado. — Soltó Walsh. Quien miraba a Sam que estaba a sus espaldas esperando instrucciones.


Roy Walsh había sido parte del equipo de científicos que construyeron ese modelo de androide. Llamado técnicamente como D10. Estaba capacitado con sensores de imagen, sonido y análisis químico. Todo cubierto sobre una capa de piel artificial, que imitaba con lujo y detalle los rasgos más comunes de un rostro humano.

— ¿Han encontrado al androide? — Sam no dejaba de moverse inquieto, esperando recibir la orden de Walsh para llevarse al androide al laboratorio.

HT2013:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
9 years 8 months ago #2523 by Dan Aragonz
Esto es lo que voy avanzando mientras...


NEBULOSA






En el laboratorio central de Robótica, Roy Walsh fue interrumpido por uno de sus alumnos más destacados, Sam García. Algo se presentó de forma urgente en la pista de aterrizaje central de la estación espacial de Marte.

— ¡Tenemos una emergencia, Profesor! —Con un tono nervioso, se acercó hasta el experto en robótica.

— ¿Qué sucede Sam? — Walsh dejo de lado el brazo robótico con el que arreglaba unos circuitos sobre un mesón, y puso atención.
|
—Una enorme nave aterrizó en la estación. Se trata de la Namicot 001 proveniente del planeta tierra. Tuvo suerte de llegar hasta este sitio. — Sam guardó silencio esperando una reacción.

—Quiero que me pongas al tanto de todo lo que sabes. — Walsh salió disparado en dirección al sitio donde se encontraba la nave visitante. Sam lo siguió, guardando algunos metros de distancia.

—Desde la Tierra, nos han ordenado averiguar de inmediato que sucedió a bordo. Tenemos entendido que estuvo incomunicada durante veinte horas — Sam se apresuró a subir la escala que conectaba los laboratorios subterráneos con los sectores aledaños a al hangar principal.

—Por Dios. Sí que tenemos un gran problema. —Soltó Walsh, quien se dio cuenta al llegar, que el logo de la nave pertenecía a una de las megaempresas de vuelos de negocios más importantes del sistema espacial.

Las compuertas de la Namicot estaban abiertas. El jefe del equipo de rescate, el sargento Koiman, salió de la nave. Ya tenía investigando a varios de sus hombres dentro de la aeronave.

—Doctor. Acompáñeme. Eso sí le advierto, que lo que tenemos ahí dentro, no puede ser obra de un ser humano. Tiene que verlo con sus propios ojos — Dijo el sargento, quien avanzó por sobre la compuerta.

—Sargento Koiman. Hemos encontrado algo en la cabina de vuelo señor. Parece ser…— ¡Oh por mi madre santa! — ¿Qué demonios es esto? — Koiman se llevó la mano al oído para recibir información por el radio.

El soldado miraba atónito que junto al panel de control, había restos de lo que parecía ser piel artificial calcinada y pedazos de metal fundido esparcidos en el piso.

Walsh quien escuchaba atento el radio de Koiman, se dio cuenta de la ubicación del soldado dentro de la nave.

—Para tu información soldado, estás parado sobre el capitán de la Namicot, — Soltó Walsh.

Roy Walsh mantenía un cargo importante en la estación espacial de Marte. Estaba a la cabeza de una de las investigaciones más avanzadas en materia de inteligencia artificial. Formó parte del equipo de científicos y expertos, que habían construido a esa clase de androides que se encargaban de los vuelos espaciales. Llamado también D10, el androide estaba capacitado con sensores de imagen, sonido y análisis químico. Todo cubierto sobre una delgada capa de piel artificial, que imitaba con lujo y detalle los rasgos más comunes de un rostro humano.

— ¿Han encontrado un D10? — Dijo Sam, quien estaba parado junto a Walsh y no dejaba de moverse inquieto. Sabía que dentro de su memoria positrónica, podía enterarse de lo sucedido con la nave. Esperaba recibir la orden de su superior para trasladar los restos al laboratorio para examinarlo cuanto antes.

—Sargento. Ordené a sus hombres que saquen lo que queda del capitán y que acompañen al Doctor Garcia. Él los guiara hasta el laboratorio. — El joven fingió tomarse la noticia con calma.

—A su orden, Doctor Walsh. — El sargento ordenó a sus soldados por radio, trasladar el cuerpo lo más rápido posible.

—Sam, cuando salgan de la nave, quiero que lleves los restos del D10 hasta la sala de observación y esperes mis instrucciones. — Sam asintió con la cabeza de forma instantánea. A través de los sensores del androide podría saber que había sucedido en verdad.

Los soldados aparecieron rápidamente cargando los restos del cuerpo deforme. Sam sin vacilar, indicó que lo siguieran. Todos se perdieron de vista, cuando subieron a uno de los ascensores de carga.

Walsh y el sargento subieron por la compuerta que rozaba el piso del hangar. En pocos segundos, el doctor al ver lo sucedido con sus propios ojos, pensó que su carrera estaba acabada.

— ¿Quién diablos sucedió aquí dentro?— Walsh no pudo contener las ganas de vomitar y soltó un par de arcadas que controló al instante, llevándose las manos a la boca y evitando mirar lo que tenía en frente.

La situación era asquerosa para Walsh, pero no por la decena de cuerpos pálidos sin vida tirados en todas partes. No podía imaginar que alguien pudiera hacer semejante atrocidad.

— ¿Se encuentra bien Doctor? — El sargento le pasó una hoja de papel que se sacó del bolsillo para que se llevara a la boca por si las arcadas persistían.

—Tranquilo. Estoy bien. — Dijo Walsh, quien pensó de inmediato que aquel desastre sería peor para el presidente de la comisión de vuelos interestelares, quien tendría que dar una buena explicación de lo sucedido ante las autoridades.

El multibillonario necesitaría saber cuanto antes la causa de los decesos. Así sus ejecutivos financieros podrían calcular con precisión las pérdidas que le costaría pagar a la empresa, en materia de seguros de vida. La mayoría a bordo, eran magnates y multimillonarios dueños de la mayoría de los últimos territorios fértiles que quedaban en la Tierra. Todos iban rumbo al planeta Marte para someterse a un estado de criogenización.

— ¡Sargento Koiman! ¡Sargento Koiman! — Uno de los soldados que andaba en la parte inferior de la nave trataba de comunicarse.

— ¿Qué sucede soldado? — El sargento buscó en su mapa-radar, donde se ubicaba el soldado.

—¡Sargento! Algo que no alcance a ver bien, paso corriendo por el pasillo. Estoy en lo que parece ser las cloacas de la nave — La cámara infrarroja del soldado, quien se encontraba en absoluta oscuridad, mostró que alguien respiraba al final del pasillo detrás de unos contenedores. Lo que fuera esa cosa, no paraba de moverse y emitir un extraño ruido.

—Koiman que no disparen. Lo necesito con vida. — Roy Walsh decidido a buscar la forma de tener que pagar todo ese dinero a las familias afectadas, planeo algo en su cabeza. Lo primero que se inventó cuando tuvo de frente a los cadáveres, fue que el androide que ya no existía, por algún tipo de falla había perdido el control de navegación y que una fuga de oxígeno, acabó con la vida de los pasajeros.

—Está muy oscuro sargento. Esa cosa se esconde de nosotros. Acaba de meterse por uno de los conductos. — El soldado se acercó despacio al notar que la criatura se había quedado inmóvil detrás de una de las rejillas de aire de la nave.

—Ya tenemos un culpable de esto Sargento. — Walsh se cruzó de brazos unos segundos, esperando ver la reacción de Koiman, quien también contemplaba la decena de muertos a su alrededor.

—Usted es el jefe aquí señor. — El Sargento se llevó las manos nuevamente a su oído. El soldado que continuaba en la parte subterránea de la nave, se comunicó nuevamente.

— Lo tenemos señor. No tiene escapatoria. — Walsh se sorprendió al pensar que algo exterior a la nave, pudo haber matado a todos esos sujetos. Podrían culparlo para no pagar los seguros de vida y serviría para futuras investigaciones científicas.

— ¡Hemos capturado a esa horrible cosa!— El soldado le pegó con la punta de su rifle láser al fugitivo. Cuando la cámara del soldado mostró al sargento y a Walsh que era, entendieron que algo extraño ocurría en la nave.

—Es un hombre, sargento. Es un hombre común como usted y como yo. Parece que ha estado sometido al frio extremo porque todo su cuerpo está prácticamente congelado.

—Sáquenlo de inmediato y llévenlo a enfermería. — El soldado lo echó sobre sus hombros y salió de entre los oscuros corredores. El sujeto quien no paraba de temblar, repetía unas frases sin sentido, una y otra vez.

HT2013:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
9 years 8 months ago #2531 by salino
Replied by salino on topic RELATO HT2014 : NEBULOSA
Sinceramente, Dan, me has mantenido intrigado durante todo el texto. La trama está genial; aunque es una situación manida en cientos de historias, tiene un buen enfoque y creo que es un acierto tratar el horror cósmico de esta manera. Sé que al final sacarás un magnífico relato, como ya nos tienes acostumbrado.
Ahora bien, hay algunos errores de puntuación que deberías revisar, sobretodo la colocación de las comas: No puedes separar el sujeto y predicado por una coma sin más… Deberías asesorarte de esta regla y sobre los guiones de diálogo y la puntuación que los sigue. A parte de estas cosillas, que todos deberíamos conocer ya, veo algunas cosas de las que me encantaría opinar. Con tu permiso…

Lo primero que yo me plantearía es no usar tanto diálogo a no ser que sea una escena de acción, como la parte final del texto donde atrapan al superviviente. Para crear diálogo y mover la acción con él debes de ser un gran escritor, y aquí pecamos todos de falta de realismo en los diálogos. Además, puedes resolver todo el principio con un par de párrafos bien tratados y evitar aburrir al lector con el planteamiento de la trama, ya que se trata de un relato y aún te queda mucha historia que contar.

Lo demás son anotaciones que seguramente tú puedes hacer después de una revisión pausada del texto:
Cacofonías en los textos, como esta:
“— ¿Qué sucede Sam? — Walsh dejo de lado el brazo robótico con el que arreglaba unos circuitos sobre un mesón, y puso atención.
|
—Una enorme nave aterrizó (creo que quedaría más natural: ha aterrizado) en la estación.”

Sentido común en las descripciones:
“La cámara infrarroja del soldado, quien se encontraba en absoluta oscuridad (si el ser está completamente congelado, ¿cómo puede verse a través de una cámara infrarroja y saber que está respirando? Tal vez debas desarrollar más la explicación), mostró que alguien respiraba al final del pasillo detrás de unos contenedores.”

“Quiero que me pongas al tanto de todo lo que sabes. — Walsh salió disparado en dirección al sitio donde se encontraba la nave visitante. Sam lo siguió, guardando algunos metros de distancia (si guardaba unos metros de distancia, ¿cómo mantiene un asesoramiento detallado sin dar gritos?).”

La última anotación, y recuerda que puedes omitir hacer algo con ellas, son las frases indirectas:
“— Lo tenemos señor. No tiene escapatoria. — Walsh se sorprendió al pensar que algo exterior a la nave, pudo haber matado a todos esos sujetos. Podrían culparlo para no pagar los seguros de vida y serviría para futuras investigaciones científicas.”
Si, en vez de usar la forma indirecta, usas la forma directa (“Walsh se sorprendió al pensar que algo exterior a la nave había matado a todos esos sujetos”), el lector verá de forma clara y creíble lo que quieres decir. :)

Bueno, a ver si yo me aplico también el cuento, que todo esto que te comento son más pecados propios que tuyos. Un saludo y deseando leer la historia completa B) .

HT2014:Escritor

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

More
9 years 8 months ago #2532 by contintaroja
Buenos días:
Esta es mi aportación como correctora: he leído el relato y en cuanto a corrección se refiere hay un poco (bastante) que corregir.

Las comas habría que corregirlas: hay comas donde no debe haber y faltan otras donde sí deben estar.
Ejemplo:

—Sargento Koiman. Hemos encontrado algo en la cabina de vuelo señor. Parece ser…— ¡Oh por mi madre santa! — ¿Qué demonios es esto? — Koiman se llevó la mano al oído para recibir información por el radio.

Sería:
—Sargento Koiman, hemos encontrado algo en la cabina de vuelo, señor. Parece ser... ¡Oh, por mi madre santa!, ¿qué demonios es esto? —Koiman se llevó la mano al oído para recibir información por la radio.

Los diálogos habría que coregirlos todos. Siguen unas normas que las puedes encontrar en la Real Academia (RAE) porque si me pongo ahora a explicarlo, no acabaría nunca ;)

Faltan algunas tildes, alguna falta de ortografía: planeta Tierra (has puesto tierra en minúscula y después en mayúscula...)

Conclusión: desde mi punto de vista, hay que hacer una pequeña limpieza.

Para cualquier duda, estaré aquí para ayudarte en todo lo que me sea posible.

¡Un saludo! :)

HT2014: Corrector

Please Identificarse or Create an account to join the conversation.

Time to create page: 0.197 seconds

S5 Box

Login

S5 Register