Temáticos

Nuestros títulos en las tiendas de Amazon: AMAZON ESPAÑA (€) | AMAZON USA ($)

«Maestros del Pulp 1» Amazon ESPAÑA | Amazon USA

Portadas Pulp, plagiando que es gerundio

Plagios de PortadasExisten infinidad de portadas pulp, demasiadas como para creer que todas son originales

Desde la aviesa e irreverente obra de artistas como Margaret Brundage, que firmó algunas de las portadas más escalofriantes de la revista Weird Tales, hasta otro de los grandes, como Norman Saunders, quien no pocas veces recurría a alguno de sus seudónimos cuando el trabajo que se le encargaba era poco decoroso (solía firmar sus portadas en revistas spicy pulps como Blaine), pasando por un buen puñado de artistas perdidos para siempre en el anonimato, y prácticamente imposibles de identificar hoy en día, nos encontramos entremedias infinidad de trabajos que, en realidad, no son más de un claro ejemplo del descaro que existía entre los editores pulp de la época. En algunos casos podríamos hablar de inspiración, en otros de reciclaje, pero la realidad es que el plagio y la copia descarada eran igredientes habituales de la industria pulp

Recordemos, una vez más, que la premisa de todo editor pulp era única y exclusivamente la de hacer dinero, fuese como fuese, y nada más. La mejor forma de captar la atención de un lector era a través de las portadas. Un buen relato, sin una buena portada, tranquilamente quedaría arrinconado en algún estante poco visible del quiosco, por los siglos de los siglos. Sabido es que, entre las grandes editoriales, como Street & Smith, muchas veces contrataban primero el trabajo de un artista gráfico, retándolo a dibujar la portada más impactante posible. Una vez que la portada estaba lista, ésta se enviaba al escritor de plantilla, para que escribiese un artículo o relato en consonancia.

El problema surgió cuando los editores se vieron incapaces de dar abasto a toda la demanda que habían creado. Los pulps eran una droga, una droga barata al alcance de unas mentes excesivamente crédulas, así como impresionables. Además, a lo largo de la Era Dorada Pulp, como es lógico, no existían registros, y la gente olvidaba las cosas con rapidez. Una práctica muy habitual, sobre todo entre diferentes líneas editoriales de una mima firma, era intercambiarse las portadas, una vez que éstas se habían dejado “enfriar” durante una temporada. Con cambiar algunos detalles, la tipografía, y los créditos, era más que suficiente, y así se podían reutilizar dichas portadas una y otra vez, sin llamar demasiado a la atención. Otras veces en cambio, sin permiso alguno, las portadas se plagiaban con total descaro, más aún entre publicaciones de diferentes países.

La industria pulp fue un todo vale. Los editores exprimían a los escritores y a los ilustradores; y estos, la mayoría de las veces lo único que buscaban era una forma de ganarse la vida aporreando las teclas de su flamante underwood, dejando volar la imaginación, y cobrando un buen cheque a fin de mes. Ni siquiera les importaba el reconocimiento, ni siquiera les importaba pasar a la posteridad; de ahí que existan tanto relatos, y tantas ilustraciones, firmadas por una larga lista de seudónimos que a estas alturas todavía resulta imposible identificar.

No solo las portadas fueron una fuente inagotable de plagios, también los relatos, especialmente aquellos que versaban sobre personajes famosos, como podrían ser Sherlock Holmes, o Nick Carter Detective. Aunque en muchos casos más que plagios se trataban de pastiches, de versiones no autorizadas, y que en mayor medida se publicaban como reimpresiones en otros países, como Alemania, uno de los más prolíficos de la industria pulp después de Estados Unidos.

Sin embargo, al igual que todas aquellas otras técnicas que se desarrollaron durante estos años con el fin de ganarse al público, como los crossover ficcionales, los cliffhangers, o la serialización de historietas, el plagio de las portadas no se detuvo con el ocaso de los pulps, sino que continúo hasta nuestros días. Y, a pesar de que este tipo de técnicas son más difíciles que pasen inadvertidas, lo cierto es que se siguen utilizando, tanto o más que antaño.

Seguidamente os ofrecemos algunos ejemplos que hemos encontrado por la red. Y, además, abrimos tema en nuestros foros para seguir incorporando aquellos más llamativos con los que nos topemos.

Ejemplo 1: Temática y elementos repetidos hasta la saciedad. Ésta era una práctica muy común sobre todo en las spicy pulps (revistas picantes), o las shudder pulps (revistas de relatos macabros). El tema siempre es el mismo, una dama ligera de ropa, casi siempre rubia, ante una terrible amenaza, de oscuras y depravadas intenciones. Aquí tenemos la portada de dos números de la misma revista: Spicy Adventures Stories. Existen miles y miles de portadas como éstas, todas diferentes, pero todas iguales.

Ejemplo 2: Las novelas de bolsillo. Portadas repetidas, fotocopias tal cual. Aquí tenemos la novela The Lash (John B Thompson), por la editorial Softcover Library; y la novela The Sexecutives (Lee Richards), editada por Beacon (1963). Aunque no lo sé, creo que la editorial es la misma. Las novelas de bolsillo, si nos ponemos a analizarlas, veremos que apenas habrá unas pocas portadas originales.

Ejemplo 3: Del Pulp al Comic: reciclaje para ahorrar costes. Todo queda en casa. Ambas publcaciones, Planet Stories y Planet Comics, pertenecen a la misma compañía Fiction House. Este es un claro ejemplo de portadas reciclables. La original es de Norman Saunders (1942), y la copia de Joo Dolin (1946)

Ejemplo 4. Plagio en toda regla. Estas publicaciones nada tienen que ver la una con la otra. La primera es una mítica revista pulp: Thrilling Wonder Stories (Julio, 1940), y la otra un comic de superman: Superman's Pal, Jimmy Olsen (The Giant Turtle Man!), (Año 1961, Junio, nº 53) . Una copia descarada, dos década después de la original.

Ejemplo 5: Siguiendo con Superman, las portadas de este comic son de las que más se han repetido a lo largo de la historia, incluso a pesar de que muchas son horribles hasta decir basta, como la que sigue. Ya hay que tener mal gusto para dibujar algo así, y aun por encima volver a aprovecharla años más tarde.

Ejemplo 6: ¿Qué género es el que alberga más plágios? Imposible saberlo. Creo que todos por igual, aunque es posible que las portadas de revistas pulp dedicadas al crimen, misterio, y romance, sean las que se llevan la palma

Más Ejemplos:

Tema abierto en los foros con más ejemplos

Sobre el Autor

Emilio Iglesias

Emilio Iglesias

Escritor empedernido, capitán de ésta y otras aventuras, dirige como puede RelatosPulp.com
  • Evidentemente hay plagios increíbles, pero era otra época y era mas fácil "tomar prestada" la inspiración de otros y a veces de uno mismo. Hoy tenemos mas herramientas de estudio y de referencia, y elementos legales para estar mejor cubiertos.
    El tema de plagio de tapas podría trasladarse al de afiches de cine también.

  • Sí, por supuesto. Los carteles de las pelis, libros, videjouegos, ningún sector se salva. Lo que pasa es que hoy en día canta muchísimo. La gente se da cuenta, y hacerlo en un proyecto serio no queda bien. Al margen de los problemas legales que pudiese acarrear.

  • En aquellos días los mismos editores rebuscaban entre las ediciones antiguas para encontrar alguna que les fuera de utilidad.

  • Si es que de aquellas ser editor era lo más, jajaja, ahora no sé yo :D

Artículos: Últimos comentarios

Excelente relato, es una maravilla que te encuentres traduciendo estas joyas a nuestro idioma, compa...
La Mujer del Collar de Terciop... en Artículo Joomla
Magnífico actor, muy versátil, recuerdo de manera especial una pelí de zeppelines en la que los alem...
Michael York: El actor pulp to... en Artículo Joomla
A mí me gustaba mucho, pero la sensación que tengo es que después de "La Fuga de Logan", debió caer ...
Michael York: El actor pulp to... en Artículo Joomla
Gran actor de los de antes, que participó en muchísimas películas. La Fuga de Logan, todo un clásico...
Michael York: El actor pulp to... en Artículo Joomla

Twitter Follow Me

S5 Box

Login

S5 Register