Análisis

Nuestros títulos en las tiendas de Amazon

AMAZON ESPAÑA (€) | AMAZON USA ($)

Monsters 2010, hora y media de aburrimiento

Monsters 2010Monsters 2010: ¡Invadidos por una enorme ola de sueño! Con películas como ésta odiarás la ciencia ficción

Las discusiones entre críticos gafapastas y críticos palomiteros, sin acritud, claro está, a veces resultan de lo más divertidas. En lo que a mí respecta, creo que no encajo en ninguno de los dos grupos, pero si tuviese que escoger uno de ellos me quedaría con los palomiteros —y eso que no me gusta comer palomitas en el cine, ni pizzas tamaño familiar como vi en cierta ocasión, hace ya unos cuantos años—. Sé que más de uno me pondrá verde, pero las películas excesivamente intelectuales no solo me aburren, sino que no las entiendo. Otro tanto me sucede con las denominadas palomiteras. Hoy en día se abusa de forma exagerada de los efectos especiales hechos por ordenador, dejando en segundo plano tanto la historia como los personajes, con lo que, en mi opinión, el bodrio está asegurado. Un claro ejemplo lo tenemos en las últimas películas de invasiones alienígenas, sin duda mi género preferido, y lo que prometía ser un buen año, al final se está quedado en un “bluff”, un pedo sin consistencia. Primero fue SkyLine, luego Battle: Los Angeles 2011, y ahora Monsters, anque esta última nada tiene que ver, eso es cierto.

Cuando veo una película lo que me gusta es que pasen cosas, aunque no tengan mucho sentido, pero que pase algo y, sobre todo, que los personajes transmitan sensaciones. Por muy bueno que sea un cuadro, no deja de ser una imagen estática, y al cabo de un rato deja de ser interesante, al menos para mí. Prefiero el movimiento, el músculo, la acción, en definitiva, me gusta lo Pulp. Los efectos especiales son lo de menos, valga decir que las mejores películas de ciencia ficción son en blanco y negro, o como mucho en color desteñido, por mentar un ejemplo ¿Qué sucedió entonces?, una de las películas de la saga Quatermass cuya primera hora de metraje es toda una lección de cómo tenerte pegado a la pantalla con un simple muñeco de plástico, o incluso, dejando de lado los clásicos, podríamos hasta señalar algunas de esas producciones ultra-cutres que pululaban por los videoclubes de los años 80, y hay tantas que me resulta difícil decir una…, ¡venga, va!: “Creepozoides, 1987” (bueno, ésta creo que es de las más cutres que existen)

Entonces… ¿Qué pasa con Monsters? Pues no sabría decir…, a los veinte minutos ya estaba durmiendo. Muchas veces antes de ver una película echo un vistazo a las puntuaciones de Filmaffinity o Abandomoviez, aunque no sé para que lo hago, si luego casi nunca van en sintonía con mis gustos. Monsters es una película lentísima, en la que no pasa absolutamente nada, y como suelo ver las películas en horario nocturno, si a los veinte o treinta minutos no me enganchan, me quedo atrapado bajo una inmensa ola de sueño. Lo curioso es que nunca es un sueño total, siempre queda un resquicio de consciencia, algo así como un sentimiento de culpabilidad que no te deja dormir del todo, y lo más curioso es que cuando decides irte a la cama, entonces no duermes; el sueño desaparece.

Volviendo a la película, el caso es que a diez minutos del final conseguí despertarme, pero de poco me sirvió, ya que no lo entendí. He visto algunas críticas que hablan de ese final como una de los mejores por el simbolismo, y no sé qué…, yo solo vi dos pulpos fluorescentes haciendo manitas. No sé qué me habré perdido por el medio, pero no entendí la película, ni entendí su final, ni siquiera sé de dónde salen esos pulpos gigantes. Para lo único que me ha servido es para reflexionar sobre ese estado de sueño tan curioso, que precisamente desaparece cuando decides acostarte… ¿nunca te ha pasado?

A ver si con la próxima peli de marcianitos, tal y como anuncian nuestros amigos de Almas Oscuras, tenemos un poco más de suerte: Falling Skies, porque vaya racha que llevamos.

Monsters 2010. FICHA

SIPNOSIS: Hace seis años se descubrió vida extraterrestre en el Sistema Solar. Sin embargo, la sonda de la NASA que regresaba con las muestras se estrelló en México y la mitad del país se ha convertido en una zona "infectada", controlada por los militares de USA. El reportero fotográfico Andrew Kaulder (Scoot McNairy) se encuentra en San José cuando recibe la orden de recoger a Samantha Wynden (Whitney Able), la hija del dueño de la agencia de noticias donde trabaja, y escoltarla hasta una zona segura de la costa

FICHA TÉCNICA: TÍTULO ORIGINAL: Monsters. GENERO: Ciencia Ficción. TEMÁTICA: Invasiones alienígenas. PAIS: Reino Unido. DURACION: 94 Minutos. AÑO: 2010. DIRECTOR: Gareth Edwards. GUION: Gareth Edwards. INTERPRETES: Scoot McNairy; Whitney Able. PRODUCTOR: Allan Niblo; James Richardson. FOTOGRAFÍA: Gareth Edwards. MUSICA: Jon Hopkins. MONTAJE: Colin Goudie.

Sobre el Autor

Emilio Iglesias

Emilio Iglesias

Escritor empedernido, capitán de ésta y otras aventuras, dirige como puede RelatosPulp.com
  • No se han encontrado comentarios

Artículos: Últimos comentarios

El que mas me ha impresionado hasta ahora es La sección 247,no hace referencia directa a los lugares...
Nuevos cuentos de los Mitos de... en Artículo Joomla
Por favor... No podemos dejar que esta pasada de universo desaparezca... Por favor llama a Ridley Sc...
Prometheus 2012, la verdadera ... en Artículo Joomla
Una verdadera joya, enhorabuena, Emilio.
Maestros del Pulp 2 en Artículo Joomla
Gracias,ya estoy deseando leer las nuevas historia que traerán
Las Cucharas de Mono. Mary Eli... en Artículo Joomla
Sí Felix, Belit sería una magnífica candidata. La verdad es que se nos han quedado muchas en el tint...

Twitter Follow Me

S5 Box

Login

S5 Register